Vosotros también lo habéis leído como si fuera un perfume.

Eran las 16:00 del 15 de octubre de 2021 y Carolina Herrera, una malagueña de 24 años, estaba “muy nerviosa”, a punto de entrar al Tribunal Supremo en Madrid para realizar la última prueba de la  oposición.  En la actualidad, está a tan solo a un paso de convertirse en una de las juezas más jóvenes de España. Solo le faltan los dos años en la Escuela Judicial. “Cuando la presidenta me dijo que había aprobado no reaccioné, no me lo creía, y mi madre se puso a llorar”, cuenta. | @malagahoy

@juanpetooloko

350 Views