Web
Analytics Made Easy - StatCounter

¯\_(ツ)_/¯

[…] Kowalczyk se ha ido poco a poco ganando a la gente del barrio. Los primeros días fue visto con recelo. El portero del edificio pidió a los trabajadores de la oficina que llamaran a la policía. No lo hicieron. Una vecina le bajó un café y unas porras con un cartel: “Aquí te dejo el desayuno”. Los siguientes días dejó solo el café y las porras. No hacía falta mensaje, se sobreentendía. En vez de dormir en el suelo de mármol que le helaba la espalda, se hizo de un colchón, unos cartones para protegerse del viento y unas mantas. Entonces era solo un hombre más viviendo en la calle. Ahí es cuando pensó que, si cuidaba de esa pequeña parcela quizá, solo quizá, no trataran de desalojarlo.
Desplegó una bandera de España en la pared frontal, muy acorde con el sentimiento patriótico que se despertó en el barrio tras el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña. A los lados, láminas de Dubái, Venecia, paisajes alpinos y hasta de dinosaurios. Sobre una mesita de noche, estampas de la virgen que las piadosas beatas le dejan al verlo desamparado y hasta una pareja de clicks de Playmobil, un novio vestido de chaqué y una novia con ramo. “No, no me he casado. He cometido muchos errores en la vida, pero ese no”, explica. […] @elpais

0 Views