¯\_(ツ)_/¯

En este caso, fue un testigo el que alertó a la policía, que vio como los turistas –de la Italia continental– intentaban esconder la botella bajo una toalla, ha explicado Andrea Abis, alcaldesa de Cabras, municipio que cuenta con 20 millas de costa virgen. “Es increíble. Pero, desafortunadamente, esto no es raro «, asegura. La normativa que hace cuatro años pena estos actos con multas de 500 a 3.000 euros no ha evitado que cada verano se saqueen toneladas de arena. Ni siquiera con el riesgo de cárcel que comporta intentar salir de la isla con cantidades importantes.

Según relata el diario ‘The Guardian’, la mayoría de culpables son viajeros que no pueden resistirse a la tentación de coger la arena como recuerdo, o para sus peceras o incluso para vender online. En especial, turistas de países del norte de Europa, adonde se quieren llevar como suvenir granos de distintos tonos de la isla.

Hasta 40 kilos robados de vez

La idea, no obstante, no solo sale cara si no que puede acabar con cárcel. En 2019, la policía pilló a una pareja francesa con 40 kilos de arena contenida en 14 grandes botellas en el maletero de su automóvil, cuando estaban a punto de tomar un ferry de vuelta a casa. «Ese ha sido el caso más alucinante hasta la fecha”, señala Carlo Lazzari, el comandante del grupo de la policía financiera de Olbia, que añade que pretendían decorar su acuario. | @elperiodico

350 Views

Deja una respuesta