Web
Analytics Made Easy - StatCounter

Qué horror por favor, me recuerda a mi hermana

Desde que tenía cuatro años, Rebecca Giddins solo come nuggets de pollo y patatas fritaspues, según ella, todo lo demás le provocaba náuseas. “Desde que tengo uso de razón, he tenido náuseas al ver otra comida; ni siquiera podía recogerla o pasársela a la gente“, comenta la joven.

Sus padres no la llevaron a ver a ningún médico, pues pensaron que su exigente alimentación cesaría cuando la chica creciera, pero no fue así. Por tanto, a medida que Rebecca crecía, sus padres pensaron que debían probar algo diferente.

Acudieron a un hipnotizador y, desde su visita, milagrosamente, Rebecca puede comer frutas, verduras y todo tipo de alimentos. “Era escéptica sobre la hipnosis, pero hasta ahora parece haberme ayudado. Desde que asistí a mi primera sesión, he podido probar al menos dos alimentos nuevos todos los días y mi objetivo es poder comer un asado”, comenta orgullosa la joven. | @20minutos

400 Views

Deja una respuesta