random

Ya sabéis cuidadito por ahí

El involuntario descubrimiento de una infidelidadque llevó a cabo la discotecta de Vigo La Posada de las Ánimas le ha costado un apercibimiento de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Algo así como una tarjeta amarilla en materia de privacidad.

Los hechos ocurrieron en septiembre de 2019. Tras una noche de fiesta, el día 21 de ese mes, la discoteca publica en la cuenta de Instagram el clásico vídeo promocional de gente pasándoselo bien en el local. Tras un rato colgado en el perfil del establecimiento, alguien alerta al reclamante de que él también aparece en la secuencia de imágenes. Eso sí, no bailando sino besándose con una chica… que no es su novia. | @elconfidencial

350 Views