Detectar nuestro propio (mal) aliento puede ser difícil. Pero como para todo, existe un sencillo tutorial para poder hacerlo - Tres Ubres Dobles