Ahora ya tiene dónde meter la colilla.

Yuri Tolochko es un fisioculturista ruso que estuvo casado en 2020 con una muñeca hinchable a la que nombró Margo y de quien se divorció en mayo de este año. Desde entonces, está dando bastante que hablar por las redes. Especialmente, por el motivo de su separación: la adquisición de otras dos muñecas inflables.

Sin embargo, Luna y Lola, las dos muñecas con las que admitió ser «infiel» a Margo, no son los únicos objetos que han atrapado la atención del hombre: ahora dice haber tenido un flechazo con el cenicero de un bar.

@ChisteSebaceo | @20minutos

3.250 Views