Pedazo de alarma

Ruth Hamilton, una mujer de Golden, Columbia Británica, Canadá, decidió compartir la insólita experiencia que vivió el pasado 4 de octubre, cuando un meteorito atravesó el techo de su casa y aterrizó en su almohada mientras dormía.

Un fuerte estruendo despertó a Ruth Hamiton en mitad de la noche, según recogen los medios locales. «Me levanté de un salto y encendí la luz, no podía entender qué diablos había pasado», explicó la mujer, que instantes despuésmiró a su alrededor y descubrió una piedra negruzca en su cama.

Sobresaltada, la mujer llamó a emergencias y el agente de Policía que acudió a su domicilio informó de que se trataba de un meteorito. «Estaba temblando y asustada cuando sucedió», detalla Hamilton, que en primera instancia pensó que se trataba de un arma. «Es casi un alivio cuando nos dimos cuenta de que solo podría haber caído del cielo», subrayó. | @telecinco

250 Views

Deja una respuesta