(╯ ͠° ͟ʖ ͡°)╯┻━┻

El año pasado, tras perder en una máquina de gancho, un residente de Tokio amenazó con gas venenoso a la empresa que gestionaba el espacio recreativo de Tokyo Arcade. Tras enviar repetidas cartas amenazantes, acabó confesando: «Invertí mucho dinero en ese juego y me cabreé porque nunca cogí nada». También el pasado otoño otro japonés llamó a la policía tras perder 200 veces en el mismo juego pero en otra tienda. Para investigar si se trataba o no de una estafa, los agentes le pidieron al personal que intentaran sacar el peluche. Fallaron otras 300 veces. | @xataka

¯\_(ツ)_/¯

Clare Brown es una australiana que ha heredado 12 millones de dólares (unos 11,4 millones de euros) de su fallecido padre. Sin embargo, no tiene acceso al dinero porque no quiere cumplir con la condición que él estableció: debe tener un trabajo estable.

Tal y como contó la joven de 26 años al programa A Current Affair, se niega a obedecer los requisitos que estableció su padre en el testamento que le obligan a tener un empleo fijo y «aportar algo a la sociedad». | @20minutos