depresión

Ay me noto así como triste últimamente… ( ͡° ͜ʖ ͡°)

Un derivado de la ketamina que cambia el paradigma

La esketamina es un isómero de la ketamina que actúa sobre la corteza cerebral, en concreto, sobre el sistema glutamatérgico. Su aprobación como tratamiento intranasal se basa en datos de un programa de ensayos clínicos en personas con DRT, que ha incluido a más de 1.600 pacientes, entre ellos pacientes españoles.

Los cinco ensayos fase III incluyeron tres estudios a corto plazo, un estudio aleatorizado de prevención de recaídas y un estudio de seguridad a largo plazo. Estos datos han demostrado que el tratamiento con esketamina mediante pulverización nasal, más un antidepresivo oral de nuevo inicio, se asoció a unamayor reducción de los síntomas depresivos en comparación con un antidepresivo oral de nuevo inicio más placebo para pulverización nasal, en pacientes adultos (18-64 años), siendo eficaz desde las primeras 24 horas.

Aproximadamente el 70% de los pacientes tratados respondió al tratamiento, con una reducción de síntomas de alrededor del 50%. El tratamiento continuado con esketamina para pulverización nasal en combinación con un antidepresivo oral redujo el riesgo de recaída en un 70% entre los pacientes que lograron una respuesta estable y en un 51% en los pacientes que alcanzaron una remisión estable, en comparación con el tratamiento continuado con antidepresivo oral combinado con placebo para pulverización nasal.

Para Ramos-Quiroga, esta terapia supone un cambio de paradigma en el abordaje de las depresiones más graves: «Estamos hablando de depresiones que no han respondido a varios tratamientos previos y, por lo tanto, esto va a cambiar la forma de hacer las cosas con pacientes que requieren una estancia media en el hospital de aproximadamente un mes. Ahora, en pocas horas, días, podemos reducir las estancias hospitalarias, con lo que esto conlleva para su calidad de vida y de ahorro para el sistema sanitario». Los tratamientos antidepresivos convencionales de los últimos 50 años se han dirigido a los neurotransmisores monoaminérgicos, incluidos los ISRS y los IRSN (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina). | @elconfidencial

Esto es un tema delicado, ¿vosotros cómo veis lo de tomar pastillitas para la depresión?

Yo estoy de acuerdo con lo que dice Raül Andero, lo ideas es combinar psicoterapia y farmacología. No estaba muy familiarizada con el tema este de los psicólogos y enfermedades mentales, hasta que no ha llegado a mi familia. A mi tía le han diagnosticado depresión crónica, tiene 43 años y solo ahora ha hablado del tema y ha ido a un psicólogo. Nos hemos quedado helados cuando nos dijo que tiene depresión desde que era muy muy muy jovencita. Siempre ha sido muy alegre y positiva, pero eso es lo que ella quería transmitir, la realidad era muy diferente. Ahora está tomando pastillas y bueno… está algo mejor, pero ¿es algo que ahora tiene que tomar de por vida? No sé, es una enfermedad muy puta.

P. ¿Podría haber una pastilla para después de un episodio traumático?

R. La idea general sería combinar psicoterapia y farmacología. Los fármacos que hay ahora en salud mental, para trastornos siquiátricos no neurológicos, son los ansiolíticos, para tratar la ansiedad, y los antidepresivos. Estos fármacos se focalizan en receptores que están expresados en casi todo el cerebro. A veces funcionan y otras es como conducir un coche apretando a la vez el acelerador y el freno. El fármaco activa un área e inhibe otra, porque los receptores hacen cosas diferentes en distintas zonas. Son poco específicos. Esto no quiere decir que haya que hacer cambios en los tratamientos; hay que seguir haciendo lo que diga el psicólogo o el psiquiatra. Lo que queremos desarrollar son fármacos que, por ejemplo, vayan más dirigidos a las neuronas y a las áreas cerebrales que queremos y no a todo el cerebro, como suele pasar con los fármacos que hay ahora. | @elpais

Relacionada:

Más de la mitad de los españoles de entre 15 y 29 años asegura haber sufrido problemas psicológicos o psiquiátricos en el último año. El 24,9% ha consumido psicofármacos en el último año y uno de cada tres chicos y chicas (35,4%) ha experimentado ideas suicidas. Éste es el panorama sombrío sobre la salud mental de los jóvenes que dibuja el Barómetro Juvenil. Salud y Bienestar que ha realizado la Fundación Mutua Madrileña y Fundación FAD Juventud con entrevistas a más de 1.500 personas. La mitad de quienes reconocían sufrir algún problema no han pedido ayuda profesional. «Las enfermedades mentales son un estigma social, los jóvenes sienten vergüenza y no reconocen que pueden padecerlas», explica Lorenzo Cooklin, director general de la Fundación Mutua Madrileña.

Los especialistas encuentran «alarmante» que uno de cada tres jóvenes haya pensado, al menos una vez, en el suicidio. Con un antes y después de el Covid-19, el grupo de entre 15 y 19 años de edad «ha pasado de ser en el que menos ideas de suicidio tenía en 2019, a ser el segmento de jóvenes que más las experimenta y con mayor frecuencia» explica Anna Sanmartín, subdirectora del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la FAD.

Ver post completo

Los mejores chollos en Chollometro

¿Qué os parece esta performance de Stromae en directo?

La entrevistadora le pregunta por los problemas que tuvo con la depresión y el pavo va y se pone a cantar su nuevo single (L’enfer) de su álbum nuevo en directo. Tremenda sacada de chorra. | @Midnighter

* Subtitulado en castellano

La actuación empieza en el minuto 2:33

[VÍDEO]

La canción en sí (tiene subtítulos)

 

Mira que nunca me ha molado mucho, pero ahora tengo curiosidad por el chico y su música. Conocía la mítica «Alors on Danse», pero ahora investigaré un poco más.