fail

Los 5 errores en la arquitectura más caros de la historia

20 Fenchurch Street

Un rascacielos candente

Construido en 2014 y diseñado por el arquitecto Rafael Viñoly, el 20 Fenchurch Street (apodado el Walkie Talkie por su forma tan particular) es parte de un proyecto de construcción de rascacielos en Londres. Inicialmente previsto para una altura máxima de 200 metros, el plan original se redujo para no chocar visualmente con la Torre de Londres y la Catedral de San Pablo.

Estos cambios en el plan original redujeron el tamaño de la torre a 160 metros y eliminaron los balcones previstos inicialmente en la fachada. Aunque este cambio parece mínimo, la falta de voladizos terminó por repercutir en la vida de todos los residentes de los alrededores. La forma cóncava y lisa de la torre, unida al cristal que la recubre, provoca una gran concentración de luz solar a determinadas horas del día en la parte inferior.

Estos puntos calientes pueden alcanzar hasta 117 °C y han provocado, entre otras cosas, que la carrocería de un Jaguar se derrita, incendios en escaparates y la retirada de varios azulejos de tiendas vecinas. Estos infames sucesos le dieron fama mundial, y se erigió un enorme parasol hasta que se encontró una solución permanente. Otra preocupación era la altura del edificio.

Orientado directamente hacia el viento del suroeste, provoca ráfagas de viento alrededor del edificio, obligando al viento a entrar con fuerza a sus pies. Tras instalar aletas de protección solar en la fachada para bloquear el sol, se añadieron turbinas eólicas para bloquear el viento.

Ver post completo

Los mejores chollos en Chollometro