rusos

En Magnitogorsk (Rusia), un edificio se derrumbó dejando al menos 37 personas sin vida

El derrumbe se produjo como resultado de una explosión de gas en la mañana del pasado 31 de diciembre. Ocho personas siguen desaparecidas.

Lo más fuerte y “milagroso” es que sacaron de los escombros a un bebé de 10 meses que sobrevivió, pasí ahí 35 horas:

Piotr Gritsenko, especialista del Ministerio en operaciones de riesgo especial y responsable de los trabajos de emergencia en la zona, señala que mientras los rescatistas realizaban trabajos en el lugar del derrumbe uno de ellos oyó un llanto infantil.

“Después de eso, paramos todo el equipo para asegurarnos otra vez. Lo escuchamos, y cuando decíamos ‘¡silencio!’, el niño también reaccionaba y hacía silencio. Empezamos a decir: ‘¿dónde estás?’, y [el bebé] comenzó a reaccionar”, indicó Gritsenko, precisando que cuando los rescatistas hablaban en voz alta el menor lloraba más fuerte.

Con ayuda de los perros, los socorristas confirmaron que bajo los escombros estaba atrapado un niño y fue entonces cuando se puso en marcha un amplio operativo de rescate.

Vía

 

0 Views