Que pena por dios… pobre gente.

Los ‘zombies de Kinshasa’ es el nombre que Der Spiegel atribuye a estas personas, víctimas de una nueva droga que está arrasando territorios de la República Democrática del Congo. La droga, fabricada gracias a catalizadores de automóviles, ha dejado en Whatsapp y otras redes imágenes que muestran una realidad inevitable: hombres y mujeres que caminan lentamente y han perdido todo ápice de emoción en su rostro.

Los catalizadores tienen algunos compuestos químicos como tramadol, nitrilo, dolareno y ampicilina.

Una droga que cala en los »barrios pobres»

El uso de la droga tiene su razón de ser en territorios devastados por la pobreza y la criminalidad. Sin ir más lejos, Kinshasha, una de las ciudades menos habitables del planeta, es uno de los epicentros de este terrible suceso por las condiciones deplorables en las que los ciudadanos viven. Por lo tanto, buscan como alternativa la droga para sentirse mejor.

La droga tiene la apariencia de un cristal con polvo marrón. Junto a ese polvo se desmenuzan pastillas blancas y se juntan. Al combinar las pastillas, jóvenes confirman a Der Spiegel  que »consiguen tener apetito» ya que de lo contrario »no comerían nada durante dos días».  |@20minutos

400 Views

Deja una respuesta