La familia de Dolores Bastida Navarro, fallecida a los 95 años, decidió llevarse su féretro en pleno funeral al no cumplirse la última voluntad de la finada: que la misa, celebrada en la parroquia Sant Miquel i Vicenç de Cardona (Barcelona), se oficiase en castellano. | @20minutos

600 Views

Deja una respuesta