Daños colaterales

“Es una idea que había dejado aparcada hasta hace poco, cuando publicaron la decisión del Tribunal Supremo de restringir el aborto. Me hizo decirme a mí mismo: ’Vale, en realidad no quiero tener hijos. Voy a hacerme la vasectomía ahora”, explica Thomas Figueroa, un estadounidense de 27 años al que el Washington Post conoció en la sala de espera de una clínica de urología.

Aumento de hasta el 900% de consultas para vasectomías

El urólogo Doug Stein explica al Washington Post que desde que se anunció la decisión del Tribunal Supremo, ha estado recibiendo entre 12 y 18 solicitudes de vasectomía al día, en comparación con las 4 o 5 de antes. “Muchos de los hombres dicen que llevaban tiempo pensando en la vasectomía, pero que la sentencia del Supremo fue el detonante”. | @huffingtonpost

 

Deja una respuesta