Ya era hora de que los políticos empezasen a ocuparse de las cosas importantes

Como solución, proponen crear una nueva categoría de productos para «evitar confundir al consumidor» y que se respete «el origen del alimento y a sus productores». «En definitiva», afirman en su proposición no de ley, «es necesario llamar a cada cosa por su nombre y garantizar la veracidad de la información que se traslada al consumidor, eliminando, así, cualquier atisbo de publicidad engañosa». | @elespanol

200 Views