¡MENTIRA! Y no es nada malo… pero lo siento, nosotras hablamos más. Punto.

La próxima vez que estéis en un grupo de hombres y mujeres, observadlos. Contad las interrupciones. Observad quién interrumpe y a quién se interrumpe. Fijaos en la frecuencia con la que un hombre se arroga conocimientos que no posee o perora con seguridad sobre algo que acaba de leer en el The New York Times o en el Atlantic como si las ideas fueran suyas. Una vez que lo ves, no puedes dejar de verlo. Sin embargo, se puede desaprender. Y vale la pena. Si sois hombres y queréis ser mejores compañeros y mejores padres, si queréis ser grandes colegas y avanzar en vuestra carrera, si queréis destacar entre los demás hombres, aplicad las cinco formas de callarse. Si sois mujeres o chicas, la autora Soraya Chemaly recomienda que practiquéis a diario las tres frases siguientes: “Deja de interrumpirme”. “Eso lo acabo de decir yo”. “No necesito explicaciones”. | @elpais

Bueno si os metéis en ElPais y leeis el artículo flipáis las chorreces que ponen xd

Deja una respuesta