Mi piso y se lo alquilo a quién me salga de los COJONES!!!! Pesaos de mierda

«Llamé por teléfono al dueño del piso, y se alegró al saber que estaba interesada. Me dijo que quedásemos, que lo tenía en venta», ha relatado en ‘Hoy por Hoy La Mancha’. «Quedamos en la plaza, y, cuando vio que éramos gitanos, rápidamente se echó atrás», usando varias excusas como que «lo tenía apalabrado y que tenía un compromiso».

Una práctica que viene siendo habitual, y que roza el descaro: «Dos días después volvimos a llamar, fingiendo ser payos, y mágicamente el piso estaba disponible». | @cadenaser

Deja una respuesta