Más cara que espalda, la compañere

Lo ha vuelto a hacer. La secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez Pam, ha cargado contra todos aquellos que la descalifican por el hecho de ser «gorda y fea» y ha compartido una reflexión, que no ha dejado a nadie indiferente. La número dos de la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha manifestado en un podcast compartido en sus redes sociales que, al principio, «dedicaba mucho tiempo a pensar cuantas personas gordas había en el Congreso» y que su conclusión siempre era la misma: «No hay». Y si bien señala que hay algunos hombres, «no es lo habitual».

De este modo, Rodríguez Pam criticaba que no haya más personas gordas en la Cámara Baja. A su juicio, esto se debe a que la mayoría de los políticos, incluidos sus compañeros y compañeras de partido, «encajan en una serie de cánones físicos», que nada tienen que ver con el sobrepeso. | @larazon