australia

Qué preferís, ¿vivir en un coche en Australia o en un chaletazo en Murcia?

Jéssica Aguiló que, a través de sus redes sociales, cuenta que se mudó a Australia hace unos meses, cumpliando así un sueño. La joven mallorquina de 30 años indica en sus perfiles de Instagram y X, antes Twitter, que es periodista y Social Media Manager.

Pero de las vivencias y aventuras que publica, ha llamado la atención recientemente una publicación en la que muestra que está viviendo dentro de su coche, por decisión propia, desde hace dos meses.

Como se puede ver en la publicación que ha compartido Jéssica, la joven vive dentro de un coche en el que se aprecia que se ha ‘fabricado’ una cama improvisada en la parte de atrás del vehículo, donde también guarda comida, utensilios de cocina, una guitarra o toallas. También se aprecia una almohada y lo que parece un cortina para separar esa ‘estancia’ de la parte delantera donde se conduce.

Algunos usuarios de la red social de Elon Musk también han expresado que la idea de vivir en un coche les desagrada, haciendo comentarios como: «Qué asco» o «Por no trabajar lo que se llega a hacer», ante lo cual la joven se ha defendido. | @abc

@JessicaAguilo

¿Qué te parece? En Australia no se andan con chorradas…

Este mes de agosto se ha conocido la resolución (al menos para el coche) de un caso que tuvo lugar en enero en las carreteras del estado de South Australia. Un conductor novel protagonizó una de las infracciones por exceso de velocidad más ‘bestias’ de los últimos tiempos.

El conductor en cuestión fue detectado en una autovía de Adelaidacirculando a 253 km/h con un Holden Commodore SS V8. Se trataba de un joven con el permiso recién obtenido (portaba incluso la L) de 20 añosde edad y, además de la velocidad excesiva (143 km/h por encima del límite de la vía), también se le detectó «cambiando agresivamente de carril» en varias ocasiones. El joven fue detenido únicamente porque una avería en su coche le obligó a ello. Además, ya tenía antecedentes con actos similares.

Las autoridades australianas consideraron este hecho «completamente inaceptable», porque circular a esa velocidad puede tener consecuencias «catastróficas» para el resto de conductores. «No podemos tolerar esto», fue la conclusión a la que llegaron, y actuaron con la dureza que le permiten sus leyes.

Para empezar, ingresando en prisión, prohibiéndole ponerse a los mandos de un vehículo a motor en los próximos seis años, pero también tomando medidas drásticas… contra su coche.

Condenado a la destrucción

En estos casos, el castigo para los infractores puede ser confiscar su coche (y sacarlos a subasta o venderlos para obtener fondos que se destinan a labores benéficas)… o incluso destruirlo. Y esto último es lo que sucedió con el Holden: acabó desguazado y convertido en un bloque de hierros. | @marca

Los mejores chollos en Chollometro

Por si a alguien le sirve. Yo a los que no tenéis ataduras aquí en España, la verdad es que os animo a iros a otros países (aunque sea temporal)

Irlanda

La primera ventaja es que, como ciudadanos europeos, no necesitamos ningún permiso de residencia ni de trabajo. Cualquier persona española puede trabajar allí sin impedimento alguno, siendo necesario únicamente conseguir el PPS Number (Personal Public Service Number). Es como nuestro número de la Seguridad Social y, dependiendo de la compañía para la que trabajemos, es posible que se encarguen ellas mismas de concertar la cita. Hay que señalar que es posible que tengas que esperar más de un mes para recibirlo si lo solicitas por tu cuenta y, durante ese proceso, te embargarán parte del sueldo, pero una vez que lo recibes te ingresan todo lo embargado de una vez en la nómina.

El sueldo medio en Irlanda, según datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de 2021, es de 3.890 euros mensuales (46.685 euros brutos anuales repartidos en 12 pagas), aunque como en cualquier país, puede variar dependiendo del puesto que trabajes. Si partimos con un inglés muy limitado, hablando prácticamente solo español, los mayores trabajos que se ofrecen son en lavanderías, almacenes, restaurantes o tiendas locales, donde los salarios serán más bajos, pero pueden ser un punto de partida para seguir creciendo. También se puede trabajar como Au pair, lo que te ayudará a aprender inglés rápidamente.

Si se cuenta con un inglés medio, las oportunidades laborales son muy amplias. Se puede trabajar desde en tiendas y franquicias, hasta en cadenas de supermercados (la más famosa allí es Tesco) o en grandes multinacionales. Es importante este último detalle, porque hay muchas tecnológicas y compañías asentadas en Irlanda y eso tiene una gran ventaja: necesitan continuamente personal de atención al cliente.

Sí, podrás trabajar hablando únicamente español en tu día a día resolviendo incidencias de los clientes, salvo reuniones o encuentros que puedas tener con tu equipo, que sí serán en inglés. Algunas de estas multinacionales que tienen su oficina en Irlanda son Google, Facebook, Amazon, Voxpro, Microsoft o Apple, donde los sueldos siempre superan los 2.000 euros. Algunas de ellas también cuentan con fábricas, donde el inglés requerido es más bajo que en oficina, y donde también puedes encontrar ofertas de trabajo. Es el caso de Apple.

Lo último que debes tener en cuenta es la vivienda. En los últimos años, se está produciendo una alta demanda para encontrar piso o casa, por lo que debes buscarla con tiempo si, al llegar allí, quieres contar con alojamiento propio. De lo contrario, deberás contar con una base de ahorros para poder pasar los primeros meses en hostales y, desde allí, encontrar casa.

Ver post completo

Nota mental: Siempre llevar una botella de vinito por si las moscas

Una mujer australiana de 48 años ha sobrevivido en un bosque del estado de Victoria, en el sureste de Australia, comiendo dulces y bebiendo una botella de vino, a pesar de que no bebía alcohol. Desgraciadamente, la mujer se había perdido con su coche.

La Policía de Victoria, en un comunicado oficial, indicó que la mujer identificada por los medios como Lillian Ip iba a ver a su madre cuando su coche se quedó atascado en el barro en una zona sin cobertura de móvil. Sus familiares habían advertido de su desaparición el pasado 30 de abril.

“Pensé que iba a morir allí”

Lillian Ip se equivocó de camino cuando conducía por la zona de Mitta Mitta y se quedó atrapada con solo unas piruletas, dulces y la botella de vino que le llevaba a su madre. “Pensé que iba a morir allí. Sólo estaba sentada y pensando, ‘qué voy a hacer? ¿Cómo voy a sobrevivir?’, exhibió al Canal 9 la australiana que, además, escribió una carta de despedida a sus familiares.

Al quinto día de estar atrapada, la mujer escuchó el sonido del helicóptero de la policía que había salido a buscarla y explotó de felicidad. “Lillian se encontraba a unos 60 kilómetros de la ciudad más cercana y debido a problemas de salud no podía tratar de andar, así que se quedó junto al coche”, detalló el sargento de la Policía de la ciudad de Wodonga, Martin Torpey. | @as