Web
Analytics Made Easy - StatCounter

instagram

Se ha librado pero bien :)

Un breve intercambio de mensajes por una red social ha impedido que un joven acabe siendo juzgado por un delito de violación, del que había sido acusado por una chica de su localidad, Cieza, con la que mantuvo relaciones sexuales tras conocerse en una discoteca. La mujer aseguró que el encuentro no había sido consentido, sino por la fuerza, pero sus declaraciones han chocado con la respuesta que le dio al sospechoso cuando, poco después del contacto sexual, este le mandó un corazón a través de Instagram. «Escúchame, no se lo digas a nadie, por favor», le pidió al chico, como si se avergonzara o arrepintiera de lo que acababa de pasar. | @laverdad

1.000 Views