sudar

A la mujer se la sudaba todo, solo quería ir a Roma

Helen Taylor, mujer británica de 56 años residente en Durham, Reino Unido, iba a comenzar sus deseadas vacaciones con su marido cuando los auxiliares de vuelo la expulsaron del avión tras alarmarse ante su sudoración.

Los hechos tuvieron lugar el 2 de octubre, fecha en la que daba comienzo la breve escapada romántica que tenía planeada Taylor. Para ello, se dirigieron al aeropuerto de Newscastle, en el que cogerían un vuelo con la compañía Jet2 hasta Roma.

En un principio, cuando Taylor se montó en el avión, gozaba de un buen estado de salud, encontrándose en perfectas condiciones. Sin embargo, todo cambio cuando volvió del aseo, sintiéndose algo mareada a la hora de llegar a su asiento y comenzando a sudar. Era la primera vez que comía en ese día, por lo que la mujer lo achacó inmediatamente al hecho de que su nivel en sangre se había normalizado.

«La azafata me vio y me preguntó: «¿Estás bien?», y yo le respondí: «Estoy perfectamente bien, acabo de comer después de no haber comido en todo el día y tengo diabetes de tipo 2, así que es sólo que mis niveles de azúcar en sangre se están nivelando de nuevo», explicó la afectada al medio local ‘Chronicle Live’.

A esto la mujer respondió que solo necesitaba sentarse y beber un poco de agua. A su vez, le indicó a la azafata que estaba atravesando la menopausia por lo que, sumado al problema de las diabetes, era muy típico que sudase. Esto no le pareció suficiente a los auxiliares del vuelo que incluso después de que, minutos más tarde, Taylor afirmase sentirse «como una rosa», decidieron someterla a un examen médico.

Pasados unos diez minutos, la tripulación de cabina decidió que no se encontraba en condiciones para viajar y la sacó del vuelo. «Me dijo: «Hemos decidido que tiene que abandonar el avión, creemos que supone un riesgo para la seguridad aérea«. Ante esto la afectada respondió: «¿Qué, por tener diabetes? ¿Parezco enferma ahora?». A lo que la azafata respondió: «Bueno, en realidad no lo pareces«.

Taylor ha hecho un especial hincapié en que además de encontrarse bien, el capitán la evaluó y determinó que parecía apta para volar. Aun así, no impidió que su tripulación la sacase del avión. | @antena3