urgencias

Para nada quiero desacreditar lo que dice la mujer en el vídeo, porque seguramente estas cosas pasen. Pero quiero comentar mi experiencia con la sanidad a lo largo de los años que llevo en España

Lo primero es que como todos sabréis en País Vasco la sanidad es diferente, tienen su propia sanidad, la Osakidetxa. Y aunque nunca he tenido problemas graves, con las cosas que he tenido yo personalmente o los de mi casa, cero quejas. Lo primero, cuando di a luz a mi hijo, me quedé muy satisfecha con todo el proceso desde el principio hasta el final. La pediatría todo perfecto también. Y luego el servicio de Urgencias, las pocas veces que he ido (paperas, dedos rotos tanto mi hermana como Josu con la muñeca rota, por ejemplo) todo perfecto también.

Ahora las cosas malas que para mi han sido dos. Mi hijo en su cole tiene un seguro y cuando pasa algo les mandan a un hospital PRIVADO aquí en Vitoria. Bueno, pues un día se rompió el dedo de la mano y fuimos a ese hospital y FATAL. No cogían el teléfono, las enfermeras TORPES, médicos bordes y que quieren trabajar lo mínimo… y cuando me metí en las reseñas para ver si era paranoia mía o a más gente le pasaba… ¡SORPRESA! Nunca he visto TANTOS comentarios negativos… La segunda experiencia mala que tuvimos fue con el urólogo de la seguridad social aquí en Vitoria también cuando Josu se rompió el nepe yendo en la moto. Tenía molestias y el urólogo le dijo que no tenía nada, fuimos a uno privado y efectivamente tenía el nepe roto en DOS sitios.

Y por último, lo pongo aparte porque esto ya no es Vitoria, sino Murcia. Mi abuelo desde hace un tiempo está enfermo del corazón. Tiene mil citas con los cardiólogos cada x tiempo en el hospital Los Arcos. Y toda la familia estamos agradecidos al trato que se nos da y la gran ayuda que si no fuera por eso mi abuelo ya no estaría aquí. Además tiene que tomar un puñado de pastillas a diario que nos cuestan exactamente CERO euros. Siendo el precio real de estas pastillas, unos 160€ al mes.

Algún día me tocará contar algo malo, pero espero que nunca tenga que hacerlo.