Ufff, ha tenido que doler

El tremendo susto que dio Yasser Al Shahrani en los últimos instantes del encuentro dejó en un segundo plano el resultado deportivo. El defensa iba a cubrir un balón cuando su portero también salía por alto, provocando una fuerte conmoción y una fractura de cráneo y mandíbula.

El mismísimo príncipe saudí, Mohammed Bin Salman, se llevó en su avión privado al jugador para que fuera sometido a una cirugía de urgencia, ya que las primeras pruebas dejaron claro que su estado lo requería. Y es que la radiografía mostró el estado en el que quedó su cráneo. | @abc

Deja una respuesta