Todos locos

Un camarero y un cliente de un restaurante de Can Picafort, en Mallorca, zanjaron ayer a cuchilladas una discusión por la cuenta. Los dos hombres se enzarzaron en una discusión por el importe de la factura y acabaron asestándose puñaladas el uno al otro. El turista fue trasladado en estado muy grave a Son Espases, mientras el empleado sufrió lesiones de menor entidad. La reyerta movilizó a varias ambulancias y patrullas de la Policía Local de Santa Margalida y la Guardia Civil, que investiga los detalles del suceso.

Los hechos, según explicaron fuentes policiales, ocurrieron hacia las siete y media de la tarde en la terraza de un restaurante situado en la calle Enginyer Felicià Fuster, junto al Club Náutico de Can Picafort. Según las primeras pesquisas, un turista británico de unos 45 años reclamó a gritos al no estar de acuerdo con el importe de la cuenta, ya que no le había gustado la comida. Se enzarzó entonces con uno de los camareros del establecimiento, de unos 60 años, y ambos empezaron a discutir de forma acalorada. | @elperiodico

250 Views

Magic

50 Views