Leeros la noticia que tiene tela…

Las escenas que se vivieron ayer en la localidad de Azuqueca de Henares, Guadalajara, fueron dantescas. Todo comienza cuando los padres de una menor de 15 años, observan con preocupación que su hija no llega a casa a la hora límite, las diez de la noche. Le dan unos minutos de margen, pero enseguida comienzan a llamar a su móvil para ver dónde se encuentra y saber si le ha pasado algo.

La menor no responde. Insisten una y otra vez. El teléfono da señal, pero nadie atiende ni las llamadas ni los mensajes. Alarmados por el paso del tiempo acaban acudiendo hasta el puesto de la Guardia Civil en la localidad a presentar la denuncia y pedir ayuda. Allí explican a los agentes que la tienen geolocalizada a través de una aplicación en el móvil.

Ver post completo

6.800 Views