Leeros la noticia que tiene tela…

Las escenas que se vivieron ayer en la localidad de Azuqueca de Henares, Guadalajara, fueron dantescas. Todo comienza cuando los padres de una menor de 15 años, observan con preocupación que su hija no llega a casa a la hora límite, las diez de la noche. Le dan unos minutos de margen, pero enseguida comienzan a llamar a su móvil para ver dónde se encuentra y saber si le ha pasado algo.

La menor no responde. Insisten una y otra vez. El teléfono da señal, pero nadie atiende ni las llamadas ni los mensajes. Alarmados por el paso del tiempo acaban acudiendo hasta el puesto de la Guardia Civil en la localidad a presentar la denuncia y pedir ayuda. Allí explican a los agentes que la tienen geolocalizada a través de una aplicación en el móvil.

Es medianoche. Los agentes acuden rápido hasta el lugar para tratar de saber qué puede estar ocurriendo. Se trata de una menor y el hecho de que no responda al teléfono genera alarma. Al llegar observan que el lugar que marca la geolocalización se trata de un antiguo bar que ya no está en uso. Se asoman por las ventanas y observan unos pies en el suelo.

Deciden tirar la puerta abajo. En el interior se encuentran a siete menores en el suelo, todos inconscientes. Son las 00.48 cuando se avisa a las urgencias de Azuqueca, Cabanillas, Guadalajara, Meco, Alcalá de Henares y otras localidades limítrofes con UVIs móviles. Mientas los agentes, con ayuda de los bomberos, empiezan a sacar a los menores a la calle y a tratar de reanimarlos. En los primeros momentos se vivieron instantes de mucha tensión y estrés, porque la situación era de extrema gravedad.

Las ambulancias comenzaron a llegar y fueron atendiendo a todos los menores de edad, de entre 14 y 17 años. Los sanitarios no pudieron recuperar a una de ellas, de 15 años, que falleció intoxicada por monóxido de carbono. Otra menor fue trasladada a un hospital de Madrid con un shock carcinogénico, donde se encuentra en estado muy grave. Otras cuatro menores están ingresadas. Los agentes también tuvieron que ser trasladados al hospital por intoxicación por monóxido de carbono al rescatar a los menores, pero han sido ya dados de alta.

Las autoridades también investigan si los jóvenes consumieron N-Bomb, un potente alucinógeno sintético que se vende como una alternativa del LSD.

Estos guardias lograron hablar con el único menor que recuperó la conciencia. Al parecer le preguntaron si habían consumido algún tipo de droga pero el menor sólo respondía: “No voy a decir nada”. Los primeros datos de la investigación apuntan a que en el interior del local había un generador alimentado por combustible y que alguien había realizado un “arreglo” con una manguera fina, del tipo de jardinería, para llevar los gases de la combustión al exterior a través de una ventana. El apaño no estaba bien hecho y la sala se llenó de monóxido de carbono, lo que provocó la intoxicación de los jóvenes. | @elconfidencial

6.800 Views

Deja una respuesta

Pero hijos de perra, iros a un descampao con vuestras pistolitas! Tienen que ir al puto cementerio, encima el día 1 de octubre. Suerte que no había mucha gente.

Dos personas han fallecido este lunes y una tercera ha resultado herida durante un tiroteo entre clanes rivales en el cementerio de la localidad valenciana de Torrent.

El enfrentamiento ha dejado dos muertos, de 44 y 78 años, como consecuencia de las heridas de bala recibidas. Otra persona, de 20 años, ha resultado herida tras recibir un disparo de bala, aunque se encuentra fuera de peligro.

En un principio, se pensó que el hombre de 78 años había fallecido de un infarto, pero al realizar el posterior levantamiento del cadáver se ha visto que tenía un orificio de bala. Esta persona se encontraba de visita en el cementerio y no tenía nada que ver con ningún clan. 

Fuentes policiales han informado de que el otro fallecido y el herido pertenecen a una familia de etnia gitana llamada Los Bocanegra, residente en el barrio del Xenillet y enfrentada desde hace años con otra familia que vive a 50 metros de distancia.

Respecto a la posibilidad de que se produzcan represalias entre los clanes, las mismas fuentes han señalado que si se producen no creen que sea este lunes ya que el proceder de estas familias es desaparecer durante un tiempo.

Los hechos se han producido durante la mañana de este lunes, en pleno Día de Todos los Santos. Hasta el lugar se han desplazado efectivos de la Policía Local y la Policía Nacional, que han abierto una investigación. | @20minutos

450 Views