KILL IT WITH FIRE

Hoy, en un nuevo episodio de “Australia, ¿Por qué haces esto?” os presentamos al actual récord mundial de la araña de embudo australiana (Atrax robustus). El ejemplar acaba de ser donado al Parque de Reptiles de Nueva Gales del Sur y será amorosamente ordeñado para fabricar antídotos porque, por supuesto, la araña de embudo australiana es muy venenosa.

Normalmente, los ejemplares de esta araña que no es raro encontrar en los hogares australianos miden entre 4 y 5 centímetros. En 2020, la institución recibió un ejemplar inusualmente grande al que apodaron Dwayne Johnson. Este nuevo ejemplar, una hembra, es todavía más grande. Literalmente dobla en tamaño a los ejemplares normales de araña de embudo australiana y su mordedura es tan potente que podría atravesar sin problemas las uñas de un ser humano, lo que la pone en la misma liga que algunas tarántulas.

La diferencia con las tarántulas es que la araña embudo australiana además es muy venenosa. La araña embudo está considerada una de las tres más peligrosas del mundo. Para algunos es la más peligrosa. Su mordedura inyecta grandes cantidades de atracotoxinas que inhiben los canales de sodio. En grandes dosis puede ser mortal, y lo malo es que la dosis es variable y suele depender de cómo de cabreada esté la araña, que se considera muy agresiva. Llegado este punto creo que merece la pena citar la descripción de los síntomas en humanos:

0 Views

Deja una respuesta