Web
Analytics Made Easy - StatCounter

HUESCA.- Desde la media noche de este lunes las autoridades pueden multar a aquellos propietarios de mascotas que no limpien los excrementos en la vía pública, así como a los que permitan que los orines de sus perros afecten al mobiliario urbano.

Y es que, este 1 de febrero ha entrado en vigor la modificación de la Ordenanza municipal de Seguridad y Convivencia del Ayuntamiento de Huesca que se aprobó en el Pleno el pasado mes de diciembre.

Dicha ley obliga a inscribir a los animales de compañía en el censo municipal según lo previsto en las disposiciones del Gobierno de Aragón.

Además, los poseedores de animales deberán recoger y limpiar los excrementos del animal inmediatamente y de forma conveniente, por lo que para ello, los que porten animales están en la obligación de llevar una botella -con agua limpia o mezclada con vinagre– con capacidad suficiente para este menester.

Así mismo, se deberán adoptar las medidas necesarias para evitar que los perros orinen en árboles, plantas, césped, entradas a viviendas o locales, escaleras, mobiliario urbano e instalaciones verticales. | @diariodelaltoaragon

200 Views