Egg McMuffin, el corto satisfactorio - Tres Ubres Dobles