Estoy perdiendo toda mi fe en la humanidad

[…] Pablo Martínez, de 31 años, se enfrenta cargos de asesinato en primer grado por verter agua muy caliente en la garganta de su hijo de 6 años alegando que el menor estaba poseído por un «demonio» y esa era la forma de exorcizarlo, informan este martes medios nacionales.

Martínez, de Tucson, Arizona (EEUU), está acusado de matar al niño «con malicia y premeditación», tras sujetar al menor debajo del grifo de agua hirviendo entre 5 y 10 minutos.

Mientras le daba un baño al niño el jueves por la noche, relató a los investigadores, «vio algo malo» dentro del niño, sabía que tenía que «echar al demonio» y, para lograrlo, lo sostuvo debajo del grifo de agua ardiendo. […] @elmundo

Deja una respuesta

La verdad es que si yo tuviera que ir a Disneyland sólo iría bajo los efectos del LSD xdxd

[…] Un suizo de 32 años, cuyo nombre no ha sido revelado, ha puesto en jaque a Disneyland París después de desaparecer en el parque temático tras haber ingerido LSD. Un caso que ha involucrado a 130 personas, entre los que se encuentran una treintena de bomberos, 80 empleados del parque, una docena de policías e incluso un helicóptero de la gendarmería.

Varios minutos más tarde, el turista caía al agua y encendía todas las alarmas. Al ver que su pareja no salía a la superficie para respirar, la mujer, que también se encontraba bajo el efecto de las drogas, salió corriendo hasta la estación policial local para explicarles lo que había sucedido. Gracias a ello, las autoridades pusieron en marcha un operativo que involucraba a más de 130 personas. […] @cadenaser