Me quedo guion

Lily tiene 23 años y 251.000 suscriptores en Youtube. Melena rubia, ojos azules y una preciosa cara de muñeca esconden traumas infantiles y patologías mentales de las que habla abiertamente en los vídeos que le han hecho famosa bajo el nombre de Olympe. Ella misma está Diagnosticada de detrastorno de identidad disociativo (TID), una patología mental que se caracteriza por la existencia de dos o más identidades en una persona, y trastorno de atención (TDAH). En 2020 la joven compartió a diario sus estados de ánimo con su comunidad en su canal, Le Journal d’Olympe (El diario de Olympe). Tres años después, la joven francesa ha provocado un terremoto al anunciar en un mensaje en sus redes su decisión de quitarse la vida mediante suicidio asistido en Bélgica. Olympe ya ha contactado con los médicos y el suicidio se llevaría a cabo a partir del último trimestre de 2023.

«Mi vida no es una serie de Netflix. No podemos debatir sobre el fin», ha subrayado la joven en un mensaje que se ha hecho viral. «Es mi vida y es una decisión difícil que he tenido que tomar», se ha justificado la youtuber, que ha reconocido que está «muy cansada» y que no se trata de una decisión impulsiva, sino que lo ha «meditado mucho».

Los problemas mentales de la youtuber (ha desarrollado 15 personalidades diferentes) surgieron tras una traumática infancia llena de abusos. Olympe ha sido víctima de pedofilia y sufrió cinco violaciones durante su adolescencia. También sufrió el abandono de su familia y pasó por veinte familias de acogida en siete años que también acabaron abandonándola, según ha contado. En el colegio también sufrió acoso durante 14 años.

«Como todo ser humano tengo mis límites y esos límites han sido llevados durante años hasta el extremo. No puedo pasar por más pruebas. He recibido mensajes de personas que me dicen que menudo ejemplo doy a los jóvenes, pero no puedo vivir para los demás y hacer las cosas en función de los demás», concluye. | @elmundo

Su Instagram [LINK]