Lo bueno es que te puedes comer cualquier mierda que te da igual - Tres Ubres Dobles