No puede haber peor decisión que esa... - Tres Ubres Dobles