No tengo palabras…

Una niña indígena de 11 años de la etnia Guaraní Kaiowá fue asesinada al ser arrojada desde un peñasco en Brasil tras haber sido violada por tres adolescentes y dos adultos, entre ellos un tío de la víctima, informaron este miércoles fuentes oficiales.

«El tío, que salió a buscarla, la encontró al escuchar los gritos y, en lugar de interrumpir la violación, decidió participar de los abusos»,relató Erasmo Cubas, comisario de la Policía Civil y responsable por la investigación.

El tío confesó igualmente que ya había violado a la sobrina en ocasiones anteriores.

Los asesinos confesos agregaron que, tras la violación colectiva, arrojaron a la menor desde lo alto del peñasco, que tiene cerca de 20 metros de altura, debido a que la niña comenzó a gritar desesperadamente tras recobrar la conciencia y los amenazó con denunciar todo lo ocurrido a los caciques de la aldea. | @20minutos

850 Views

Deja una respuesta