¿Hay hambre?

La travesía duró siete días durante los que estos cocineros conocieron a distintos productores, probaron un sinfín de productos y visitaron una variedad de pisos ecológicos, desde vegetación altoandina hasta pampas y sabanas.

Entre estos ingredientes está una larva de escarabajo, conocido como tuyo tuyo, que es considerado un manjar en comunidades amazónicas como Irimo, que cautivaron a los chefs, que ahora sirven a los comensales en un aperitivo en base este insecto y semillas de girasol.

«No lo hemos procesado demasiado porque creemos que en sí los sabores del tuyo tuyo son sabrosos y no hace falta cubrirlos con algo más», añadió Taha.

Además del bocadillo, también ofrecen helado de tuyo tuyo, que está cubierto de un caramelo sólido y presentado encima de una especie de madera con un toque de algodón de azúcar recreando un tronco y el capullo de donde sale el insecto.

Este helado de larva de escarabajo tiene un sabor parecido a una aceituna verde que penetra todas las cavidad bucal, pero hace una buena combinación con el dulce de su cobertura. | @lostiempos