Crack

Un agricultor belga de la localidad de Erquelinnes, que movió una piedra de 150 kilos para agrandar su terreno y pasar con su tractor, ha desplazado accidentalmente la frontera entre Bélgica y Francia en 2,29 metros. El labriego de ese municipio del sur de Bélgica que toca con el norte de Francia modificó así una frontera delimitada por el Tratado de Courtrai de 1820 y agrandó el territorio belga, en beneficio de su pueblo y en detrimento del francés Bousignies-sur-Roc. | @20m

150 Views