Persecución policial en Detroit más tensa que en las películas - Tres Ubres Dobles