carrera

Hay que tener título y también buscarse la vida y valer, no solo tener el título

@ser.consciente7

AUNQUE ME CUESTE LA VIDA…SEGUIRÉ SIENDO HONESTA #fraude #follow #edadismo #corrupcion #fyp #foryou #foryourpage

♬ sonido original – SER consciente

Desde una edad muy temprana, se nos ha enseñado que la clave para tener un futuro profesional próspero radica en acumular una extensa cantidad de titulaciones. Sin embargo, la realidad desafiante de la búsqueda de empleo ha sido evidenciada por una usuaria de TikTok, conocida como ‘ser.consciente7’, quien, a pesar de ostentar tres carreras y tres másteres universitarios, se encuentra en la desoladora encrucijada de no conseguir trabajo por culpa de su edad y porque, según manifiesta, «los títulos universitarios son un fraude». | @abc

Y no les culpo xd

P. ¿Cuántos aspiran a un 10?

R. La mayoría se conforma con el 5. Van a aprobar y a salir del paso. Tienen muchas asignaturas y se las quieren quitar de encima. La motivación se encuentra luego, en el máster y en el doctorado.

P. ¿Qué cambios ha notado usted en sus alumnos en los últimos años? ¿Le llegan ahora menos preparados que antes?

R. Sí, desde la pandemia, donde tuvieron muchas clases online, vienen peor preparados. Si pones una imagen o un PowerPoint te siguen, pero, si les mandas leer, hay un vacío: desconectan. Veo que no resuelven problemas y no reconocen los bulos. La tecnología les da todo de forma más fácil, rápida y orientada.

@elmundo

Los mejores chollos en Chollometro

Un plan perfecto, sin fisuras

Una joven de 22 años ha renunciado a su trabajo estable y a continuar sus estudios de Medicina por la sorprendente ‘oferta de trabajo‘ que se le presentó sin esperarlo. Gracias a vender su saliva ha podido ganar grandes cantidades de dinero que, además le han permitido pagar una deuda de 11.000 dólares.

Latiesha Jones, de Reino Unido, decidió crear una cuenta de OnlyFans cuando el dinero que ganaba con su trabajo no le alcanzaba para todo lo que necesitaba. Comenzó a vender contenido y, de repente, empezó a recibir algunas solicitudes extrañas, la venta de saliva entre ellas.

«Cuando me pidieron por primera vez una botella de mi saliva, al principio pensé que era una broma y que no podía ser serio hasta que me di cuenta de que lo era: acepté y pedí 372 dólares. Ese fue el número más alto en el que pude pensar. Luego, me pidió mis datos bancarios y pagó. No podía creer lo fácil que era» dijo, según explica ‘La República’. | @antena3

@latieshajoness

Just a day in my life???? #whatisellonline #fyp #accountant #dayinmylife

♬ original sound – L A T I E S H A