pueblo

Es que un pueblo sin bar ni es pueblo ni es náh

De la playa al pueblo

Laura y Roberto no se lo pensaron ni un segundo. Esta pareja de hosteleros valencianos ha cambiado la playa por el turismo rural.

«Queríamos un cambio de aires. Vivir en un sitio más tranquilo, estábamos cansados del turismo masificado«, relata Roberto Fernández.

«Yo siempre he querido vivir en un pueblo, así que en cuanto vi el anuncio, mandé corriendo la solicitud. Tuve que ser de las primeras, porque acababan de publicarlo», cuenta Laura Torres. «Sabemos que el invierno en un pueblo puede ser duro, pero tenemos mucha ilusión«.

«Regentamos el bar y el albergue, y a cambio vivimos arriba, en la casa. Una oportunidad con casa y trabajo no existe todos los días». Además, todo el rendimiento que saquen del bar es para ellos. «Estoy muy contenta, y muy agradecida». | @antena3

Los mejores chollos en Chollometro