Web
Analytics Made Easy - StatCounter

submarino

Así fue la travesía del narcosubmarino: galletas y olor a gasóil, «coca» y sudor antes del naufragio

Los dos tripulantes ecuatorianos del «narcosubmarino» cobraron unos 90.000 euros; el patrón, español, se llevaba su parte en especie.

[…] Agustín Álvarez Martínez, el piloto, buscó refugio en casa cuando la avería que no podían arreglar y las olas de varios metros en pleno temporal los iban a destrozar en el Atlántico. El boxeador, antiguo campeón de España amateur, cambió los guantes por el mar. Se hizo patrón y dejó Galicia al calor del tráfico de drogas. «No tiene antecedentes, pero ninguna organización le habría confiado esa cantidad sin experiencia previa», dice Duarte. Álvarez, 29 años, viajó en avión a la capital brasileña a finales de octubre. La selva amazónica es el punto de origen de la carga, que se trasladó luego por el río Orinoco y sus afluentes hasta el mar. El submarino, de 20 metros de eslora, casco de fibra y color gris oscuro para que se pueda confundir con un cetáceo, se construyó para la ocasión en Guyana o Surinam. No es exactamente un submarino, sino una embarcación de bajo perfil, que navega casi a ras de la superficie donde los radares son poco eficaces y los sonares casi inútiles. […] @abc

0 Views

Un Chernóbil en el fondo del mar de Noruega

Investigadores noruegos hallan un nivel de radiación 100.000 veces superior al normal en el submarino soviético ‘Komsomolets’, hundido en 1989 entre la costa noruega y su archipiélago Svalbard. El submarino quedó en una zona del Mar de Barents considerada una de las áreas de pesca más grandes del mundo.

Un equipo de investigadores noruegos ha hallado importantes fugas de radioactividad en el submarino soviético ‘Komsomolets‘, hundido en 1989 entre las costas de Noruega y su archipiélago Svalbard. Las mediciones muestran un nivel de radiación 100.000 veces superior al normal.

En el momento del hundimiento la nave tenía dos reactores nucleares, llevaba dos torpedos con cabeza nuclear y 16 misiles de largo alcance. Varios medios rusos hablan de “un Chernobyl” en el mar de Noruega. El submarino quedó en una zona del Mar de Barents, que se considera una de las áreas de pesca más grandes del mundo, y cuenta con miles de millones de dólares de pesca anuales. Hasta la fecha las mediciones no han detectado riesgo para la alimentación.

[+info en @elmundo]

0 Views