violencia

Tendría que ser: «Suspende las visitas del padre si hay VIOLENCIA», pero es «Suspende las visitas del padre si hay DENUNCIA por violencia»

Así, el cuarto párrafo del nuevo precepto determina lo siguiente: «No procederá el establecimiento de un régimen de visita o estancia, y si existiera se suspenderá, respecto del progenitor que esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o sus hijos».

Es decir, como interpretan los juristas consultados, el nuevo literal del 94 del CC impone al juez el automatismo de no conceder o suspender las visitas por el simple hecho de que exista una denuncia por violencia contra uno de los dos, circunstancia que afecta de forma abrumadoramente mayoritaria a los hombres. | @elconfidencial

250 Views

Oye pues no dibujan mal :)

Arriba: ‘La tristeza’, dibujo de una niña de 11 años.

El espacio Bizkaia Aretoa de la UPV/EHU en Bilbo acoge una muestra de 60 dibujos creados por hijos e hijas de víctimas de violencia machista, que «hablan» muchos de ellos del «miedo» en estos menores consecuencia de las situaciones del maltrato vividas.

«Cuando me voy a la cama es como si el miedo me estuviera intentando asustar y me tengo que tranquilizar». Así lo cuenta de manera expresa el texto que acompaña a uno de los dibujos de la exposición, realizado por una niña de 7 años. | @naiz

Extra: Asco de ser… Y una pena que algunas mujeres con los medios que se tienen y en el siglo que vivimos hoy en día aún no puedan defenderse de esa escoria humana.

He sufrido tanto que no sé por dónde empezar, no recuerdo todo lo que me ha hecho«, reconocía la víctima en el juicio contra su exmarido, quien se enfrenta a una pena de hasta 35 años de prisión por numerosos delitos violentos contra ella y sus cuatro hijos, menores de edad. La Fiscalía le acusa de dos agresiones sexuales, cinco delitos de violencia machista, otros cuatro de violencia en el ámbito familiar -por los malos tratos a los pequeños-, así como amenazas, injurias y violencia habitual.

Por su parte, el procesado negó en el juicio celebrado ayer en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Valencia todos los cargos y atribuye la denuncia al hecho de que él fuera quien quisiera romper la relación porque tenía una nueva pareja y que su mujer no aceptaba la ruptura. «Me amenazaba con llevarse a los niños», alegó. | @laopiniondemurcia

400 Views