Y por eso siempre llevo manoplas - Tres Ubres Dobles