Surrealista

La policía ha tenido que desplazarse, este jueves, hasta un edificio de Zaragoza tras recibir la llamada de una okupa que no podía entrar en la vivienda que estaba ocupando porque el dueño le había puesto un candado, según informa el ‘Heraldo’. Finalmente, se cortó la cadena que le impedía entrada y ahora la policía podría abrir diligencias contra el dueño por coacciones. | @20minutos

550 Views