Web
Analytics Made Easy - StatCounter

Como una escena de alguna película

La Policía Nacional ha detenido a dos jóvenes por propinar una paliza a otro en el aparcamiento subterráneo del Paseo de Colón. Uno de los dos arrestados es boxeador y dejó inconsciente a la víctima aplicándole la técnica del mataleón, una peligrosa llave que consiste en estrangular temporalmente al oponente para reducir el riego sanguíneo al cerebro. Además de eso, recibió varios golpes en el rostro, en concreto en los ojos, y tiene también un corte importante en la ceja.

Los hechos ocurrieron sobre las diez y media de la noche del pasado 2 de abril, Viernes Santo, en el citado garaje, según indicaron a este periódico fuentes judiciales. En ese momento estaban en el aparcamiento dos policías nacionales libres de servicio, que se dirigían a recoger el coche de uno de ellos y salir del aparcamiento. Los agentes vieron cómo de una plaza del parking salía de manera brusca un coche de alta gama, en concreto un Lamborghini Urus de color gris.

El conductor dio un acelerón y estuvo a punto de atropellar a uno de los dos policías. Éste logró esquivar al vehículo y reprochó al que iba al volante del coche que condujera de esa manera. El conductor paró el Lamborghini y se encaró con el agente, al que intentó agredir. El policía se identificó como tal y le pidió que se calmase.

De poco sirvieron las palabras. El conductor intentó atacar al agente, al tiempo que lo amenazaba de muerte. El copiloto y una mujer que iba montada en la parte trasera del coche intervinieron para controlar a su amigo. En ese momento, el otro policía se bajó de su coche para ayudar a su compañero. Se identificó verbalmente, pero ni siquiera le dio tiempo a sacar la placa. El conductor le dio un puñetazo en la cara y el copiloto le dio una patada en la pierna.

Su compañero llamó a la sala del 091 para alertar de lo ocurrido y pedir que acudiera un patrullero que estuviera de servicio. Mientras tanto, el conductor del coche seguía amenazando a ambos policías. “Me da igual que seáis policías, os voy a matar, hijos de puta, perros, sois unos cagados que no tiráis para adelante”, llegó a decirles.

Una persona que entraba en ese momento en el parking intentó contener a los agresores para evitar que siguieran golpeando al policía e impedir que atacaran al otro agente. Uno de estos ciudadanos, que en ningún momento supo que dos de las personas que allí estaban eran policías, recibió varios golpes en la cara. Luego, uno de los sospechosos le cogió del cuello y le hizo la llave del mataleón y lo dejó en el suelo. Después, el autor de esta agresión reconocería que practica boxeo a nivel profesional.

Los atacantes se subieron al Lamborghini y se marcharon del garaje. Lo hicieron a toda velocidad y poniendo en riesgo a las varias personas que allí se encontraban. Los policías atendieron al herido e identificaron a varios testigos de los hechos para posibles acciones posteriores.

Mientras, los sospechosos huyeron del lugar y fueron interceptados poco después por la Policía Nacional en las inmediaciones del estadio Benito Villamarín. Los dos presuntos agresores fueron detenidos. La Policía Local practicó la prueba de alcoholemia al conductor del Lamborghini, que dio positivo con una tasa de 0,37 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. El máximo permitido para circular es de 0,25. | @diariodesevilla

2.050 Views

Deja una respuesta

Las Valquirias no son lo que crees que son (y otras confusiones culturales)

Las Valquirias son eres de la mitología nórdica que han hecho un plot twist más grande que cuando descubres que Cubone es un Charmander con la calavera de su madre en la cabeza. En el siglo IX se las concebía como demonios de la guerra que devoraban cadáveres. Y el origen de la palabra “Valquiria” tiene mucho que ver con “Valhalla”… Pero del s.XII en adelante se las empezó a reinterpretar de maneras cada vez más y más alejadas de las historias originales hasta convertirlas en las guerreras nórdicas fuertes y apuestas que conocemos ahora.

600 Views