BASTA YA

[…] Desde el parque advierten que en el caso de encontrarse con estos pequeños animales, se abstengan de tocarlos: «Que no os engañe su tamaño, tienen una defensa digna de su nombre«.

Los dragones azules son depredadores de la carabela portuguesa. Después de comer, almacenar las toxinas y los nematocistos para su propio uso en las puntas de sus ceratas (los «dedos» de sus extremidades). Debido a que pueden almacenar el veneno, su picadura puede ser más potente y dolorosa que la de una carabela portuguesa. […] @20minutos

100 Views

Deja una respuesta