Cuando vas a abrir la nevera y te das cuenta de que tu mano no estaba bien conectada... - Tres Ubres Dobles