Hay esperanza: todavía queda gente con capacidad de autocrítica. - Tres Ubres Dobles