Mientras tanto en Chicago: Un coche golpea a un motorista adrede - Tres Ubres Dobles