Mis vértebras lloran solo de pensarlo

Rory van Ulft, una niña natural de Canadá de sólo siete años, está batiendo todos los récords en powerlifting: acaba de convertirse en la campeona nacional juvenil de Estados Unidos Sub-11 y sub-13 más joven de la historia. La canadiense puede levantar 32 kg, con tirones de 42 kg, sentadillas de 61 kg y peso muerto con 80 kg en una barra olímpica para mujeres. Van Ulft comenzó con la gimnasia, pero aprendió que podía lesionarse en determinadas acciones si no era lo suficientemente fuerte. Así que se pasó a levantar pesas en varios estilos, y gradualmente desarrolló su potencial. Además, realiza sus ejercicios con llamativos tatuajes temporales. | @as

200 Views

Deja una respuesta